Si viajas en familia o con amigos tienes un gran ahorro pues gracias a la posibilidad de hacerte tus comidas no tienes que salir obligado a comer en bares o restaurantes. Además en la mayoría de nuestros alojamientos puedes viajar con tu perro. Cada casa es única y cuidada con todo detalle para hacer tu estancia perfecta. Como extra, en la mayoría de nuestras viviendas vas a poder disfrutar de WIFi, piscina, aparcamiento…
Después de una largo año de duro trabajo se merece unas magníficas vacaciones que nunca olvidará. Concédase un capricho y este verano alquile una casa de vacaciones con piscina privada. Imagínese; desayunando junto a la piscina con sus amigos o su familia. Por la tarde puede darse un chapuzón para refrescarse disfrutando de total privacidad. Y si tiene niños... serán unas vacaciones maravillosas; estarán tan entretenidos jugando en la piscina mientras usted podrá disfrutar de relajadas jornadas leyendo, charlando o simplemente tomando el sol mientras escucha su música preferida.
×